Experiencias sexo anal


Más Util de Ellas

Me dijo que me relajara y la verdad es que funcionó.

Historias para animarse a practicar sexo anal - VICE

La verdad es que ya son unas cuantas veces que lo he hecho y me ha sentado la mar de bien. Es una experiencia distinta y si te estimulan por la vagina y el ano a la vez puede ser realmente gratificante. Mi primera experiencia con el sexo anal fue un desastre. Nada de nada. Ni un dedito. Lo pruebas y ves que duele mucho. No quieres quedar como una reprimida y lo vuelves a probar.

Es entonces cuando dices: Pero cuando te relajas y empiezas a disfrutar poco a poco el tema va mejorando. Mi primera toma de contacto con el sexo anal fue hace unos años.

Fui testigo en una boda y me regalaron el típico testigo de madera brillante. De repente me entró un apretón y unas ganas enormes de ser penetrado. Con la otra majo aproveché para hacerme una paja.

8 cosas que necesitas antes de tener sexo anal

Fue una experiencia brutal y de hecho a partir de aquel día se ha vuelto algo habitual para mí no con un palo, claro. De verdad, hay que probarlo. Lo he hecho poco pero cuando lo he hecho ha ido todo bien.

Historias para animarse al sexo anal

La verdad es que me asustaba un poco la idea porque el tío con el que lo hice por primera vez la tenía muy ancha, pero me di cuenta que nuestro cuerpo es sabio y que como dicen algunos: No es que lo haga cada día pero, de vez en cuando y cuando nos apetece, es algo que suelo hacer un poco para variar. Recuerdo lo típico, a los 18 años, cuando mi primera novia un día comiéndome la polla bajó hasta el ano y descubrí ese placer Estaba muy borracho y fumado, en medio de un éxtasis indescriptible. Creo que me comió el culo durante dos horas de reloj. Sentía que había cambiado mi vida. Yo pensaba que el sexo anal se hacía mejor con la posición del perrito, pero no.

Este chico colombiano subía mis piernas hasta mis orejas y se tendía sobre mí.

Qué piensan ellas al romper por primera vez "el gran tabú sexual"

Conseguí llegar al orgasmo con facilidad. Experimenté el sexo anal por mucho tiempo porque tenía una pareja que me explicó que eso dependía de la lubricación. Las primeras veces compramos lubricante y poco a poco se introducía en mí. Me pareció que se sentía rico después de que pasaba la mitad de su pene, porque al comienzo no se sentía bien y me molestaba mucho. Este hombre lo hacía mientras yo estaba a cuatro patas en la cama y él estaba de pie.

Denunciar abuso

Lo cierto es que cuando recibo penetración anal puedo estimular mi clítoris y mi vagina con la mano. Fue tanta mi afición que me dieron muchas ganas de hacer un trío para tener dos penes a la vez, lo que pasa es que eso no le gustó y no aceptó.

Ni modos, amiga. Ninguna aportó datos sobre qué opinan los hombres sobre esta experiencia, así que ya tengo tema para una columna próxima y tendré que consultar a mis amigos por whatsapp.

Ninguna habló tampoco del tema de la higiene, que es clave para este tipo de experiencia. Hay que asegurarse de que se ha pasado por el baño antes de una sesión anal, para evitar moros en la polla, y no sobra decir que tanto la higiene como el preservativo son los que protegen de infecciones.

experiencias sexo anal Experiencias sexo anal
experiencias sexo anal Experiencias sexo anal
experiencias sexo anal Experiencias sexo anal
experiencias sexo anal Experiencias sexo anal
experiencias sexo anal Experiencias sexo anal
experiencias sexo anal Experiencias sexo anal
experiencias sexo anal Experiencias sexo anal
experiencias sexo anal Experiencias sexo anal

Related experiencias sexo anal



Copyright 2019 - All Right Reserved